El cuento del niño del pelo verde

febrero 20, 2018

Si tienes hijo/s seguro que hay una pregunta que oyes con mucha frecuencia: ¿me cuentas un cuento? Seguro que tenéis una historia favorita con la que acaba durmiéndose antes.

Pues bien, hoy en nuestro blog queremos hablarte de una historia que hemos descubierto hace poco. Se trata de El Niño del Pelo Verde, una historia que habla de esas cosas que nos hacen únicos y de cómo gestionamos ser diferentes al resto.

 

Te aconsejamos que guardes este post para una de esas noches en las que los pequeños de la casa necesitan un cuento con el que, además de dormir, inculcar los valores necesarios paras ser grandes personas. ¿Preparados?

 

Érase una vez…

un matrimonio campesino que tras varios años intentado ser padres, sintieron que no podrían ser padres. Tristes y desesperados, ambos fueron a visitar a la bruja de un pueblo lejano que podía conseguir todo. Cuando llegaron, le dijeron: “Queremos ser padres y tener un hijo”. La bruja, que no era la primera vez que había atendido a matrimonios en la misma situación, los miró fijamente a los ojos y les dijo: “Tendréis un niño especial y mágico, pero recordad: debéis amarlo siempre, sino la desdicha se apoderará de vuestras vidas”. Sorprendidos y llenos de alegría, aceptaron el trato y volvieron a casa.

Nueve meses más tarde, nació Jonás, un precioso niño con ojos negros, del color de la aceituna, y una peculiaridad que dejó a los padres de piedra: ¡el color de su pelo era verde! La joven pareja sintió vergüenza por ese pelo y, aunque la madre recordó que la bruja le dijo que su hijo sería especial, no pudieron ocultar el rechazo que sentían por su hijo. Pasados los años, nacieron más niños en la familia y, Jonás pasó a ser el niño del que todo el mundo se burlaba y que no tenía amigos; hasta sus propios hermanos se avergonzaban de él.

 

Un día Jonás iba por el bosque de camino a casa y sucedió algo mágico: una pequeña hada se colocó en su hombro y le dijo: “¡A partir de ahora todos tus deseos se harán realidad!”. Cuando Jonás llegó a casa y contó que un hada mágica le había otorgado el poder de hacer real cualquier deseo que tuviera, su madre recordó que la bruja le dijo que Jonás, además de ser un niño especial, sería mágico. Por eso se apresuró y le pidió que fueran ricos y vivieran en un gran castillo. Al segundo toda la familia vivía en el mejor castillo de la ciudad y sus bolsillos se llenaron de monedas de oro. Como por arte de magia, toda la familia se sintió super orgullosa del niño del pelo verde y todos querían ser su amigo, y es que la gente conoció su poder y quería aprovecharse de él.

 

Una gélida noche de invierno, una niña vestida con ropa sucia y rota llamó a la puerta del castillo de la familia del niño del pelo verde. Cuando abrieron la puerta, la pobre niña dijo: “Por favor, hace mucho frío y tengo hambre. ¿Pueden ayudarme?”. La madre de Jonás, horrorizada, chilló: ¡lleváosla de mi vista y que no ensucie mi castillo! Jonás vio lo ocurrido y corrió a ayudar a la niña: ¡Mamá, déjala pasar! Su madre, obedeció y la invitó a pasar. A continuación, deseó que la niña tuviera la mejor ropa y una sopa caliente que calentara su cuerpo. ¡Dicho y hecho! Su nueva amiga entraba en calor, mientras Jonás reunía a todo el pueblo y a su familia en su castillo. Una vez allí les dijo: “Durante años he tenido que aguantar vuestras burlas y desprecios por ser diferente al resto. Pero ha llegado el momento de que seáis vosotros los diferentes”. En menos de dos segundos, todos cambiaron su físico: unos tenían tres orejas y otros cambiaron el color de su pelo por tonos nunca vistos.

Jonás dio la mano a la niña que solo buscada comida y calor en el castillo y se fueron juntos a un reino muy lejano donde nadie juzgara al resto por ser diferente. ¡Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado!

Esperamos que os haya gustado esta historia tanto como a nosotros. Desde Joopi Kids lanzamos un mensaje a todos los que habéis leído este post: ¡Todos somos único e irrepetibles! Nadie debe ser excluido por su apariencia física o forma de pensar.

Comentarios cerrados.

  • ¡Síguenos en Facebook!

  • Joopi Twitter

  • Compañia

    Joopi Kids Global, S.L.
    CIF: B87206132
    Dirección: C/ Dalia 26
    Teléfono: 636 617 930 || 910 291 245
    28933 - Móstoles - Madrid
    e-Mail: info@joopikids.es

Menu